Cortamonte
Project info

Llega el carnaval al Bajo Piura, al norte del Perú, y sus pobladores juegan a ser niños y los niños juegan a ser otros, bajo el cortamonte, un árbol que es arrancado de la tierra, adornado con regalos y vuelto a plantar para ser cortado a machetazos en una fiesta en el barrio de la comunidad. Es la forma de ofrendar a los dioses de la naturaleza por una mejor cosecha este año.

Para la fiesta se matarán decenas de reses y su carne será repartida entre los invitados; se cocinarán cientos de litros de chicha de jora y la gente libará con esta bebida ancestral a base de maíz; se mancharán los rostros con pintura, se echarán agua unos entre otros, recordando las lluvias, y tocará la banda de músicos para que la fiesta siga su ritmo febril hasta el final.