Naturaleza no recuperable *
Project info

Estas obras forman parte de un campo más amplio de exploración discursiva visual a través del medio fotográfico, aunque podría ser considerado plástico en su acepción general. La fotografía analógica es el medio de expresión en el que me muevo. Nos conmueve lo que no puede ser nombrado o definido. Aunque parta de un tema o problemática, no puedo definir la fotografía que me gusta, Me interesa más la emoción de su contemplación: Intuyo la posibilidad de cierta imagen: una acción del mirar y percibir y el correspondiente proceso analógico de reconstrucción de esa realidad o el mundo en el que vivo; tierra incógnita. Trabajo, diría, de forma alquímica, hasta que me viene dada mi identificación con la nueva imagen, como una revelación. Elijo el blanco y negro. Es como partir de la vedad original. Siento fascinación por los procesos nobles, la fotografía primigenia. El principio que alberga la verdad: el aura. Ello me lleva al desarreglo, a un proceso simultáneo y, a la vez, contradictorio de construcción-deconstrucción. El resultado es una obra única, original, sin posibilidad de copia. He roto con lo definido, lo concreto; es decir, los términos de realidad. Sombras, simulacros, ambigüedad; realidad otra. Tal vez, un no lugar, permanentemente indeterminado y cambiante, permanentemente reconocible y extraño. Espacio simbólico. Constantemente revisable para que el ojo del observador encuentre allí su mirada, o se pierda. Huyendo de lo común e infalible, sintiendo el estremecimiento de un tiempo que fue, espejo de memoria, esencia de la fotografía, su subjetividad será vivida como parte integrante, la otra parte, de la creación y de la observación. Y así poder, al fin, reconocernos.




Naturaleza no recuperable 1991 Aníbal Núñez.